1. Según la Directiva europea sobre requisitos, la MGF no es una experiencia aislada, sino una forma continua de daños, lo cual significa que una mujer o niña puede sufrir la MGF o estar en riesgo de sufrirla más de una vez en su vida.
 
2. En países en los que se han dictado leyes que prohíben la MGF, las mujeres y las niñas no temen la persecución puesto que el procedimiento está legalmente tipificado como delito.
 
3. En el caso de solicitudes relacionadas con el género en las que las prácticas discriminatorias han sido perpetradas por actores estatales y no estatales, la condición de refugiado se debería conceder no solo en base al acto de persecución, sino también en base a la ausencia o incapacidad de proporcionar protección.
 
4. Las directivas europeas no exigen condiciones de acogida sensibles al género, que tengan en cuenta preocupaciones específicas relacionadas con el género o la edad y la situación de las personas vulnerables en los locales y centros de acogida.
 
5. Durante el periodo de acogida, se debería proporcionar a las solicitantes de asilo: